mayo 28, 2003

El Imperio de las Máquinas - Shit Reloaded
Nos preparamos para ir a ver la película Matrix Reloaded, - en el mismo día de su estreno en Chile - por supuesto, en cuál otro ?, como privarse de todo el gozo adicional que significará llegar mínimo con una hora de anticipación, ser parte de la serpenteante y gigantesca fila que atravesará festiva todos los pisos, atentos a que ni un miserable patán intente colarse; entretanto, comer kilos y kilos de las más exquisitas e insustanciales palomitas de maiz, "de cuál quiere señor, con gusto a nada saladas", o con gusto a nada dulces ?" o aquel delicioso legado de los brother's del norte, las donas. Sosa grasa con forma de anillos. Ansiábamos tanto tenerlas acá, el producto que definitivamente nos acercó al mundo desarrollado. Originarias de donde la comida especialmente, ha de tener como característica principal el "gusto a nada". Gran negocio, mantener a la masa entretenida comiendo, engullendo, manducando miles y miles de toneladas anuales de los más sabrosos productos con "gusto a nada". Si ellos lo comen por algo será, debe ser bueno, very nice. En el opuesto, los pueblos pobres manteniendo una alimentación saturada de aromas, - naturaleza sabia -, han aprendido que la sapidéz se alcanza más rápido por el olfato que por el paladar, así, comen menos, el aforismo parece ser "tienes poco, sazona mucho".

La película terminó, mientras descendemos por la escalera mecánica conversamos acerca de cuanto tiempo faltará para que las máquinas tomen control de todos los dominios humanos, tema recurrente en la literatura futurista, en el cine, y en muchas otras manifestaciones humanas. Temor colectivo omnipresente en la especie, el hombre perdiendo gobierno de las cosas, las máquinas asumiendo total potestad, arrinconándonos, sometiéndonos, creadores subyugados por la propia creación, jugando a ser dioses y terminando como insignificantes musarañas. La discusión sigue en el tip-tap, estamos divididos en dos bandos, los que opinan que es un futuro posible, lejano, remoto, pero posible, y los que piensan que no hay probabilidad alguna de un escenario así.

Una semana después, enfrentamos dantesca escena, el depósito de ropa sucia ha colapsado, reventó, una descomunal montaña de ropa, ha superado límites que jamás imaginamos, mangas, calcetas, sábanas, toallas, calzoncillos sobresalen y cuelgan por los costados. La tragedia comenzó hace cuatro días, sin el menor aviso, la máquina lavadora, - cuál terminator aplastado por prensa hidráulica - cesó en sus funciones, el técnico llamado de urgencia, solo constató la muerte total y definitiva. Estoy seguro que la maldita chatarra electrónica escuchó nuestras cavilaciones acerca de la superiodidad humana sobre las máquinas y quizo darnos una lección.

Sin máquina estamos ahora, desesperados y angustiados, aún así, incapaces de reconocer que los bandos en pugna días atrás en el tip-tap estaban lastimosa y profundamente equivocados. Futuro remoto ?. Improbabilidad alguna ?. Nada de eso !, el imperio de las máquinas está aquí, instalado, llegó hace rato, refrigeradores, lava vajillas, secadoras, hornos micro-ondas, aspiradoras, tostadores, nos dominan, - peor todavía - , las amamos, sin ellas no podríamos vivir.

El establishment nos enviará hoy una flamante WF-X400T con el exclusivo sistema agitator, - que deja la ropa más limpia -. Estamos claros ahora, somos sus súbditos, entes programados para proporcionarle día a día kilos y kilos de sucia ropa. Eso y nada más. .




0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home