abril 06, 2009

Mega-Condor

La búsqueda personal por trascender, nos lleva por caminos variados y disímiles, algo perfectamente entendible dado que la trascendencia la experimentamos las personas, de maneras muy distintas, siendo todas ellas, legítimas en su esencia. Algo así es lo que me está ocurriendo estos últimos dos meses en que estamos compartiendo con Vicente la experiencia del mountainbike.


Un fin de semana cualquiera hace diez años atrás, mis afanes, eran enseñarle a andar en bicicleta, tenía él cinco años, así es que ni remotamente imaginaba que algún día compartiríamos juntos, - como partners - las emociones que nos está regalando hoy la bicicleta, y que a su vez yo, estaría viviendo la experiencia personal, poderosa y profunda de verme trascender a través suyo.

Lo veo, y no puede evitar verme, empapado en el gozo de la experiencia de compartir con otras personas una pasión, agradecido de sentirse privilegiado por acceder a estos dominios humanos, en donde surge espontáneo lo mejor de las personas, desarrollando espíritu de solidaridad, de camaradería, y de respeto, y conociendo quizás, a esos amigos como no habrán otros en la vida.


Simples y bellas historias que son posibles solamente porque un grupo de personas se concerta para ir por un desafío, que de fisico, es lo que menos tiene, hablamos aquí de trascender, cada uno a su más íntima manera, que será siempre la más respetable, válida y digna, porque es la de cada uno.

Hay quienes aún piensan que el Mega-Cóndor es solo una travesía en bicicleta, no saben ellos, que es una travesía para espíritus libres, que es una travesía del alma.

1 Comments:

At 11:13 p.m., Blogger Gabriel Bunster said...

Saludos aventurero del mega-condor !

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home