junio 12, 2003

Hay un llamado del Sr. Vial Cox !!
Desconfiaría Ud. de alguien cuyos apellidos fuesen Vial Cox ?. Seguramente no, como la gran mayoría de nosotros. Es la conclusión a la que llegaron, quienes son, los más profundos conocedores de la idiosincrasia y personalidad de nuestro pueblo. No me refiero a psicólogos, psiquiatras, o sociólogos, sino a hechiceros, adivinos, delicuentes y estafadores. Cursar serios estudios acádemicos, nunca necesitaron, menos aún, analizar profundos estudios socioeconómicos y culturales, nunca jamás estudiar larguísimos y aburridos informes, - esos que algunos organismos demoran años en preparar -. Les bastó habilidad innata y una simple mirada, para comprender y adentrarse en las debilidades y precariedad del alma humana.

Tremendo nicho de negocios, - como ahora se acostumbra decir - aprovechar nuestra gran desnutrición de cáracter, la compulsión por tratar de obtener todo fácil, con el menor esfuerzo ojalá. Mágicamente lograr la ansiada pérdida de peso, renunciándo a nada por supuesto, disminuir el diámetro de la cintura porque está impidiendo usar toda esa linda ropa ?, sencillo !,
llame yá y listo, están esperando su llamado; nos vá mal y los negocios no prosperan ? adquiero la mano de los quienientos poderes y yá !.

Ni hablar de dinero, que caiga del cielo, cuál maná. Casinos, loterías, y una increíble cantidad de juego de azar, todos esperándo por nosotros, los ilusos. Solo escuchar que el premio se acumuló esta semana, inmediata estampida para adquirir aquel boleto que puede ser el pasaporte a la vida plena, la cómoda. No es acaso penoso escucharnos y vernos creyendo que estableciendo secretos e imaginarios contratos con la divinidad, lograremos obtener el millonario premio ?.La TV nos desviste, "Ud. señor, Ud. señora que haría si resulta ganador del premio acumulado ?", respuestas tan inmediatas como típicas, "daría una parte al hogar de", "ayudaría a el asilo de" o "levantaría un refugio de animalitos abandonados". Benditos y cándidos, estamos seguros que nuestros dioses nos observan y al oir nuestras misericordiosas frases, dirán haciéndo ademan de mago, "ese mortal merece el
premio, hágase la voluntad !". Curiosamente pocos o nadie habla de crear empresas, generar empleos, claro ! eso cuesta trabajo, para eso están los empresarios no ?.

Como resistirse a la llamada del Sr. Vial Cox, dándonos la feliz noticia de ser los ganadores del concurso aquel en donde gana el comprador y también el vendedor, "la compra feliz" creo que era, o algo así, que importa el nombre, lo importante es el millón de pesos que obtendré con solo ir a al cajero automático, desde ahí y mediante un simple llamado al honorable Sr. Cox, - seguro una persona decente y digna - vendrá a mis manos ese millón, que además merezco porque soy buena persona y siempre dono el redondeo del vuelto. "Sr. Policía, vengo a denunciar que he sido objeto de estafa, un granuja miserable que se hace llamar Vial Cox..."

"Aló sí, buenas tardes, el Sr. Ossandon García Huidobro dice ?, que gané un viaje a Disneyworld ? claro ! el número de mi tarjeta de crédito es..."



0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home